Es mostren els missatges amb l'etiqueta de comentaris Gènere. Mostrar tots els missatges
Es mostren els missatges amb l'etiqueta de comentaris Gènere. Mostrar tots els missatges

dilluns, 5 de gener de 2015

Les infidelitats es tornen 2.0

Cada cop més homes i dones que volen una aventura visiten pàgines web de cites, sovint en un context de malestar en parella

02.09.2014 | 15:46  Diari de Girona » Comarques

Van arribar amb Internet i cada cop són un mitjà més utilitzat per aquells o aquelles que busquen una relació fora de la parella. Les pàgines web de cites s´han convertit en un refugi per cometre infidelitats d´una manera aparentment fàcil i còmoda. Si bé han estès la catifa vermella a les crisis de parella, aquestes pàgines web també s´estan mostrant resolutives per a molta gent a l´hora de buscar la seva mitja taronja.

Si abans la dona adúltera havia d´estendre una peça de roba concreta a una hora convinguda i esperar que l´amant en questió s´adonés de l´acció, avui cometre una infidelitat és insultantment més senzill. Només cal asseure´s davant l´ordinador, connectar-se a una pàgina d´infidelitats i esperar que davant les pupil·les de l´usuari aparegui la foto d´un home/dona apetible. Llavors, només intercanviant un parell de correus en què s´acordi dia, lloc i hora, pot tenir lloc la trobada sexual.
Leli Camps, psicòloga clínica i cap de sector de la xarxa de Salut Mental de l´Institut d´Assistència Sanitària (IAS) al Gironès i Pla de l´Estany, afirma que d´infidelitats «n´hi ha hagut tota la vida, però actualment sí que moltes es fan a partir d´aquestes pàgines». En aquest sentit, Camps explica que en la gran majoria de casos la persona que comet la infidelitat ho fa en un context de crisi de parella, de malestar intern o de crisi econòmica. «Qui fa la infidelitat sovint és perquè hi ha alguna cosa de la seva vida en parella que no va bé, tot i que també hi ha casos en què la gent ho prova per curiositat», afirma aquesta psicòloga gironina.

diumenge, 17 de març de 2013

VIOLÈNCIA DE GÈNERE I ADDICCIÓ A LES DROGUES

Numerosos estudios han mostrado que el consumo abusivo de drogas –y, en particular, de alcohol– está relacionado con la violencia machista. 
La presente investigación ahonda en esta problemática, examinando 118 casos de violencia de pareja entre personas con adicciones –tóxicas o no– usuarias de centros de día. Un cribado inicial en estos dispositivos arrojaba ya un panorama sombrío, al detectar que el 64% de quienes acudían a ellos habían vivido violencia familiar o de pareja, y que un 53% de las víctimas habían sido maltratadas por su pareja. 
El análisis detallado de los casos de violencia machista permite a los autores identificar los perfiles sociodemográficos de perpetradores y víctimas, su consumo de drogas, el patrón habitual de las agresiones y sus consecuencias, así como la vulnerabilidad de las víctimas. 
El estudio confirma que el abuso de drogas propicia la violencia entre los agresores y aumenta la desprotección de las víctimas. Por ello, reclama mejores tratamientos que aborden tanto las relaciones de pareja como las toxicomanías.

Amor, P.J./ et al. Violencia de género y adicción a drogas en centros de día. Sevilla, Junta de Andalucía, 2010, 113 páginas. http://www.asecedi.org/httpdocs/violencia_de_genero_y_drogas.pdf

dijous, 6 de desembre de 2012

Funcionamiento sexual, satisfacción sexual y bienestar psicológico y subjetivo en una muestra de mujeres españolas

...la importancia de la satisfacción sexual y la valoración positiva del propio cuerpo en relación con el bienestar psicológico y subjetivo.


...unas puntuaciones mayores en autoestima sexual, motivación sexual, atractivo físico y sexual percibido,
consistencia orgásmica y satisfacción sexual se asociaron con una mayor percepción de bienestar.

Resumen:
El propósito de este estudio fue explorar la relación entre diversas variables relacionadas con el funcionamiento sexual, la satisfac-ción sexual y el bienestar psicológico y subjetivo de una muestra de muje-res españolas. Las participantes fueron 157 mujeres estudiantes universita-rias que completaron una batería de cuestionarios sobre sexualidad. Para analizar la relación entre las variables objeto de estudio, se llevaron a cabo varios análisis de regresión lineal múltiple con la satisfacción sexual y el bienestar psicológico como variables dependientes. La asertividad sexual, la ansiedad de ejecución y la motivación sexual fueron las variables que quedaron incluidas en el modelo de regresión como predictores significati-vos de la satisfacción sexual. Para el bienestar psicológico y subjetivo, las variables que mayor porcentaje de varianza explicaron fueron la satisfac-ción sexual y el atractivo físico y sexual percibido. Los resultados propor-cionan información sobre los factores más relevantes asociados con nive-les mayores de satisfacción sexual y ponen de manifiesto la importancia de la satisfacción sexual y la valoración positiva del propio cuerpo en relación con el bienestar psicológico y subjetivo.

Autores: José Antonio Carrobles Isabel, Manuel Gámez Guadix, Carmen Almendros
Anales de psicología, ISSN 0212-9728, Vol. 27, Nº. 1, 2011 , págs. 27-34
http://revistas.um.es/analesps/article/view/113441/107431

Diferencias de personalidad entre adictos a sustancias y población general. Estudio con el TCI-R de casos clínicos con controles emparejados


...si controlamos variables como el sexo, la edad o el nivel de estudios, las únicas diferencias significativas entre adictos y no adictos se circunscriben a dos rasgos: la Búsqueda de Novedad y la Autodirección. Estas diferencias podrían no ser previas, sino consecutivas al uso repetido de las sustancias, lo que reflejaría más el efecto de las drogas sobre los sustratos neuropsicológicos de la conducta que predisposiciones a la adicción.


Eduardo José Pedrero Pérez, Gloria Rojo Mota


Resumen
Explorar diferencias en rasgos de personalidad entre sujetos adictos a sustancias en tratamiento y sujetos de población general emparejados en las variables: sexo, edad y nivel de estudios. Material y método: Se obtuvo por muestreo consecutivo una muestra de sujetos que inician tratamiento por abuso/ dependencia de sustancias en un centro público (CAD 4). Mediante la técnica de "bola de nieve" se obtuvo una muestra de población general. Se consideraron únicamente las parejas (un sujeto de cada muestra) que presentan la misma edad, el mismo sexo y el mismo nivel de estudios. De este modo se obtuvieron 55 parejas. Se utilizó el TCI-R de Cloninger y se compararon los resultados globales, cruzando las diversas variables. Resultados: Solo aparecieron diferencias significativas y consistentes en dos rasgos: Búsqueda de Novedad, mayor en adictos, y Autodirección, mayor en población general. Conclusiones: Los datos sugieren que las diferencias observadas no son previas, sino consecutivas al consumo, pareciendo que son los efectos de las sustancias y las condiciones psicosociales asociadas al consumo las que exacerban o impiden el desarrollo de los rasgos. Se relacionan los hallazgos con estudios que vinculan estas variables con funciones neuropsicológicas y se propone la inclusión de esta perspectiva neuropsicológica en la evaluación y tratamiento de los trastornos adictivos.

Adicciones: Revista de socidrogalcohol, ISSN 0214-4840, Vol. 20, Nº. 3, 2008 , págs. 251-261
http://www.adicciones.es/files/pedrero%20(TCI-R).pdf

divendres, 2 de novembre de 2012

El perfil del maltratador más violento


Un estudio con 76 presos revela la alta tasa de trastornos de personalidad
La mayoría de los que cometen delitos leves esconde problemas culturales

Ilustración de Elena Águila  Ilustración de Elena Águila

PATRICIA MATEY
Tras un maltratador se oculta un hombre machista o uno emocionalmente inestable y dependiente. También puede esconderse alguien enganchado al alcohol y a las drogas, o que sufre una enfermedad mental. Pero tras la mayoría de los que cometen los delitos más graves habitan uno o varios trastornos de la personalidad y muchos de ellos tienen tendencias psicopáticas.

Éste es el hallazgo realizado por Javier Fernández Montalvo, de la Facultad de Psicología de la Universidad Pública de Navarra y Enrique Echeburúa, catedrático de Psicología Clínica en la Universidad del País Vasco, tras analizar la existencia de alteraciones de personalidad y psicopatías en 76 hombres, de 19 a 71 años, que estaban en prisión por haber cometido un delito de violencia de género.

Javier Madina, psicólogo y especialista en aspectos clínicos y perfiles psicopatológicos del hombre maltratador en Guipúzcoa, destaca que los rasgos "apuntados en el trabajo no son los comunes en los maltratadores de delitos leves. Estos últimos son personas que saben perfectamente lo que hacen. Aunque pueden ser un poco obsesivos, su actitud se debe fundamentalmente a la educación y a problemas culturales".

Los participantes, que llevan encarcelados una media de dos años, forman parte de una investigación más amplia sobre la evaluación de un programa de intervención psicológica con presos por malos tratos desarrollado en 18 centros penitenciarios. "Un aspecto significativo es que el 18,4% ha cometido un delito de homicidio (o al menos lo ha intentado) contra su pareja y el 35,5% tiene antecedentes penales", explican los autores en el trabajo, que ha visto la luz en la revista 'Psichothema'.

Trastornos de la personalidad
También resulta llamativo para los investigadores el hecho de que un 38% tenga antecedentes psiquiátricos, "fundamentalmente trastornos adictivos y depresión", insisten.

Pero el dato más relevante de la investigación señala que el 86,8% de los reclusos por malos tratos muestra al menos un trastorno de personalidad y un 14,4% tiene tendencias psicopáticas claras. Estas cifras, coherentes con las de otros estudios previos según refiere el trabajo, están muy por encima de las tasas habituales entre la población general.

"Sabemos que los maltratadores no tienen una patología mental grave, porque cumplirían sus condenas en institutos psiquiátricos penitenciarios. Pero también sabemos por su comportamiento, que tampoco son personas normales. Con este estudio hemos tratado de establecer qué problemas tienen para poder diseñar terapias adecuadas para su reinserción", explica a elmundo.es el profesor Enrique Echeburúa.

No obstante, los especialistas se muestran prudentes con los resultados ya que la muestra del trabajo "es pequeña, por eso hay que valorar los datos con más cautela. Sobre todo teniendo en cuenta que las conclusiones se basan en maltratadores en prisión, que son los sujetos más violentos", comenta María del Rosario Mesonero, vocal del Colegio Oficial de Psicólogos de Las Palmas de Gran Canarias que participará este fin de semana en las III Jornadas Estatales de Violencia de Género, que se celebrarán en Las Palmas.

Divorciados y con antecedentes
Las personas con trastornos de la personalidad muestran dificultades para manejar su estrés, los problemas cotidianos y, a menudo, tienen relaciones interpersonales tormentosas con los demás. El problema se puede presentar de forma leve o severa, pero en ambos casos el tratamiento es complicado. Entre los presos del estudio, los trastornos dependientes, compulsivos y paranoides fueron los más frecuentes.

Por si fuera poco, "el número medio de estos trastornos diagnosticados para cada sujeto en el estudio fue de 2,5. Esta cifra refleja una presencia masiva y, probablemente, excesiva", recuerdan los autores del estudio, que señalan que tal vez este hallazgo "se deba a los instrumentos de evaluación utilizados en la investigación".

Se ha observado, además, que, entre los presos evaluados hay un predominio de maltratadores divorciados (59%), por encima de los solteros (23%), casados (13,%) y viudos (3%). "El 35% presenta antecedentes penales, lo que significa que dos de cada tres sujetos son delincuentes primarios y están inmersos en una carrera delictiva", agregan los autores. Y su nivel socioeconómico oscila clase baja y media-baja.

"La alta tasa de trastornos de personalidad observada en los maltratadores de la muestra indica la necesidad de continuar con esta línea de investigación. Se trata, como ya se ha señalado, de identificar subtipos específicos de agresores y desarrollar así programas concretos de evaluación e intervención adaptados a dichas características", determinan las conclusiones del ensayo.

Factores de riesgo para las víctimas
Dos millones y medio de mujeres confiesan haber sido víctimas de maltrato en algún momento de su vida. En 2007, el número de mujeres asesinadas a manos de sus parejas ascendió a 74. "En los últimos años se ha producido un aumento considerable de las investigaciones relacionadas con los hombres que agreden física o psicológicamente a la mujer. Ello ha traído consigo un conocimiento más preciso del perfil psicológico que presentan estos maltratadores, tanto de los que continúan viviendo con la víctima como de aquéllos que cumplen condena en prisión", reza el estudio.

Por todo ello se sabe que llevar más de 10 años casada, haber recibido malos tratos físicos habituales y amenazas de muerte, pertenecer a una clase social baja, haber abandonado a su agresor después de una larga convivencia y llevar separados de hecho menos de nueve meses son los principales factores de riesgo para las víctimas.

"En estos casos, el homicidio es el último episodio de una historia anterior de malos tratos", reconoce Enrique Echeburúa en otro artículo sobre el perfil psicopatológico de los hombres violentos contra la pareja y los programas de intervención, realizado para el Centro de Estudios Jurídicos, adscrito al Ministerio de Justicia.

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2008/11/25/neurociencia/1227613365.html

dilluns, 3 de setembre de 2012

Diferencias de sexo en la dependencia del alcohol: Dimensiones de personalidad, carcaterísticas psicopatológicas y trastornos de personalidad.


Ricardo Bravo de Medina, Enrique Echeburúa* y Javier Aizpiri  Clínica de Medicina Psico-orgánica y *Universidad del País Vasco
 
Las causas específicas del incremento actual de la dependencia del alcohol en la mujer están relacionadas, fundamentalmente, con la irrupción creciente de la mujer en el mundo laboral, con la evolución del rol femenino en diferentes ámbitos, con el estilo juvenil de diversión uniforme en ambos sexos y con el aumento del estrés en la vida adulta, derivado de su doble papel de madre y trabajadora.
Como ocurre en otras adicciones, hay algunas diferencias en ambos sexos en cuanto a la dependencia del alcohol: los patrones de consumo en la mujer son diferentes (mayor tendencia de la mujer a beber en casa y a escondidas, con sentimientos de vergüenza y culpa, y mayor tendencia a la negación); el inicio de consumo suele ser más tardío en la mujer; los factores etiológicos no son exactamente los mismos que en el hombre (mayor relevancia del fracaso de la vida afectiva); las repercusiones del trastorno son distintas (mayor incidencia de trastornos psicosomáticos y de depresión en las mujeres, mayores conflictos de convivencia y mayor rechazo social); y, finalmente, mayor resistencia a buscar ayuda terapéutica.
Aun siendo abundante la bibliografía sobre la dependencia del alcohol, es escasa la que enfoca este problema desde la perspectiva del perfil diferencial en función del sexo. Este estudio supone una clarificación de los aspectos diferenciales en el ámbito psicopatológico y de los trastornos de personalidad y da pie para futuros estudios relacionados con programas de intervención diferenciados para hombres y mujeres.
El objetivo de la investigación que aquí se reseña era estudiar las posibles diferencias de sexo en la dependencia del alcohol en lo referente a dimensiones de personalidad, características psicopatológicas y trastornos de personalidad. La muestra estuvo formada por 158 pacientes dependientes del alcohol en tratamiento (105 hombres y 55 mujeres). Se les administraron diversas pruebas de personalidad (la Escala de Impulsividad, la Escala de Búsqueda de Sensaciones y el STAI-R), algunas pruebas psicopatológicas (SCL-90-RBDISTAI-E y la Escala de Inadaptación) y una entrevista estructurada para los trastornos de personalidad (IPDE).
En cuanto a la muestra obtenida, hubo un mayor porcentaje de hombres (65%) que de mujeres alcohólicas (35%), como ocurre también en otras investigaciones. Lo llamativo es que la ratio de 2/1 de nuestro estudio revela la cada vez mayor equiparación de hombres y mujeres en el ámbito de la dependencia alcohólica.
No han aparecido diferencias significativas entre hombres y mujeres en las dimensiones de personalidad. Sin embargo, el perfil psicopatológico ha resultado ser diferencial. Las mujeres alcohólicas presentan una mayor gravedad en la sintomatología ansioso-depresiva (tristeza y culpa, deterioro de la autoestima, soledad, nerviosismo, etcétera), lo que les lleva a una mayor inadaptación a la vida cotidiana.
En cuanto a los trastornos de personalidad, éstos han sido abundantes en la muestra total. Los hombres (65%) han presentado más trastornos de personalidad que las mujeres (41,8%) y un mayor número de trastornos por personaPor lo que se refiere al tipo específico de trastornos, entre las mujeres han sido más frecuentes el obsesivo-compulsivo, el dependiente y el histriónico, pertenecientes fundamentalmente al cluster C. Los hombres, en cambio, se han visto afectados fundamentalmente por el paranoide, el narcisista y el antisocial, junto con el obsesivo-compulsivo (que es el único compartido con las mujeres).
 
Hay, por tanto, dos perfiles psicopatológicos claramente diferenciados en función del sexo. La mayor presencia de sintomatología ansioso-depresiva y de trastornos de personalidad del cluster (ansioso-temeroso) en la mujer da pie para incorporar en los programas de tratamiento técnicas reductoras de la ansiedad y de la depresión. A su vez, el mayor grado de inadaptación a la vida cotidiana en la mujer alcohólica sugiere la conveniencia de establecer un formato grupal de tratamiento, al menos de forma complementaria a la terapia individual.
Por lo que al hombre dependiente del alcohol se refiere, de la mayor frecuencia y heterogeneidad de los trastornos de personalidad se concluye que los programas de tratamiento deberían abordar más específicamente, una vez conseguida la abstinencia inicial, el tratamiento de este tipo de trastornos.
Estos enfoques sugeridos podrían potenciar los programas de tratamiento actualmente disponibles y mejorar los resultados a largo plazo.
El artículo original en el que se basa este trabajo puede encontrarse en la revista Psicothema:
Bravo de Medina, R., Echeburúa, E., y Aizpiri, J. (2008). Diferencias de sexo en la dependencia del alcohol: dimensiones de personalidad, características psicopatológicas y trastornos de personalidad. Psicothema, Vol. 20 (2), 218-223.

Las diferencias de sexo en la actividad cerebral vistas durante la realización de diferentes tareas de memoria en TDAH en adultos


Autor: Marlene Busko
Boston — En un estudio por imágenes de resonancia magnética funcional (fIRM) en adultos con Trastorno por déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) comparado con controles, los hombres y no las mujeres habían disminuido su actividad neural en 4 áreas del cerebro mientras realizaban una tarea de trabajo de la memoria.
Estos hallazgos fueron presentados en la 54ª Reunión Anual de la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente.
"No esperaba ver ninguna diferencia entre mujeres con TDAH y controles sanos", dijo la presentadora Eve M. Valera, PhD, de la Escuela de Medicina de Harvard en Boston, Massachusetts, a Medscape Psiquiatría. La principal conclusión de este hallazgo para los médicos clínicos es que "mucha de la investigación sobre [TDAH] está enfocada en hombres... y lo que sabemos de los hombres no necesariamente se aplica a las mujeres."

"Los hombres dominan la bibliografía"
Cerca de 5% de los adultos tienen TDAH, asociado con impedimentos como una mayor depresión, abuso de sustancias y dificultades para encontrar empleo, dijo la Dra. Valera.
"Los hombres dominan la literatura", agregó, anotando que en una búsqueda bibliográfica no completa de estudios por fIRM de TDAH, encontró 15 estudios solo con sujetos masculinos, 6 con una mayoría de sujetos masculinos y solo 2 con sujetos femeninos.
A pesar de que las referencias por TDAH en muestras epidemiológicas durante la infancia favorecen 3 a 1 a niños sobre niñas, al llegar a la edad adulta esto cambia a una proporción más igualitaria de 1,5 a 1 para hombres con respecto a mujeres, dijo. Los hombres tienen una mayor probabilidad de exhibir desórdenes de comportamiento, mientras que las mujeres tienen mayor probabilidad de tener el subtipo de falta de atención del TDAH, agregó.
Recientes estudios por fIRM demostraron que, en relación a los controles, los adultos con TDAH mostraban una activación disminuida en las regiones occipital y cerebelar mientras realizaban una tarea de memoria de trabajo verbal. No se sabía, sin embargo, si estos resultados aplicarían igualmente a hombres y mujeres.
Los investigadores en el estudio actual formulaban la hipótesis relativa de que los hombres y mujeres mostrarían hipoactividad en la corteza frontal y prefrontal, pero que las mujeres mostrarían diferencias más sutiles.
La muestra implicó a 44 individuos con TDAH (21 mujeres, 23 hombres) y 49 controles (26 mujeres, 23 hombres) con 30 años y que tenían un nivel de inteligencia relativamente alto.
Para investigar el funcionamiento neural, los sujetos se sometieron a una fIRM mientras realizaban una tarea de trabajo de la memoria verbal de dos puestos hacia atrás. En esta tarea, se mostró a los participantes una serie de letras que destellaban en una pantalla y se les instruyó para oprimir el botón de "SI" cada vez que veían la misma letra que habían visto hacía 2 letras y de oprimir el botón de "NO" en otros casos. P.ej. , la respuesta correcta al ver las letras X, C, M y C es "NO", "NO", "NO" y "SI".

Las diferencias entre hombres y mujeres con TDAH
Ambos, hombres y mujeres, se comportaron de manera similar durante la prueba de trabajo de la memoria, pero la actividad neural en los hombres, y no en las mujeres, difirió del control en 4 áreas del cerebro. En relación con los sujetos de control, los hombres con TDAH tenían concentraciones significativas de activación neural reducida en las regiones frontales derechas, parietales izquierdas, cerebelares occipitales izquierdas y las regiones bilaterales subcorticales del cerebro — áreas asociadas con la memoria de trabajo. De manera sorprendente, las mujeres con TDAH no tuvieron ningún área del cerebro con una activación neural reducida significativamente.
Estos hallazgos preliminares destacan que es importante para los médicos clínicos y para el resto estar informados de las potenciales diferencias por sexo cuando se evalúan resultados de investigación del TDAH, dijo la Dra. Valera, agregando que se requieren mayores estudios que incluyan un número suficiente de mujeres.
La Dra. Valera reportó haber recibido honorarios de Shire US Inc.54ª Reunión Anual de la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente: Simposio 2. 23 al 28 de Octubre del 2007.